Subscripción

Cómo luchar contra el showrooming

¿Pero qué es el Showrooming? Es la nueva manera de comprar: se mira, se toca, se prueba, se hacen demostraciones in situ del producto en las tiendas y finalmente se compra en internet. Recientes estudios han demostrado que esta práctica no es una leyenda urbana, sino que por el contrario se está extendiendo cada vez más y esta costumbre es la que origina casi el 50% de las compras online.

 

Algunos portales de e-commerce, entendiendo la importancia para el consumidor de ver, tocar y probar el producto han empezado a abrir tiendas “Showroom” (tiendas que no venden nada) pero especialmente estudiadas para que el cliente acabe adquiriendo dicho producto en su tienda online.

 

Algunos datos de interés a tener en cuenta:

  • 44% de los consumidores realizan showrooming
  • 36% de los consumidores utilizan su smartphone en las tiendas más que hace 2 años.
  • Un 49% utiliza el Smartphone para comparar precios en las webs de los competidores
  • Un 23% compra directamente el producto en otras tiendas

 

¿Cómo puede una tienda física luchar contra el denominado showrooming? Mediante PERSONALIZACIÓN. Esta es la clave.

Algunos minoristas se han dado cuenta de ello y están ya trabajando en esa dirección.

 

1. Personalización a través de las Redes Sociales y su gestión: Los consumidores quieren tener su comunidad, su nicho y así ver y leer sobre las novedades, comentarios, quejas, etc. Pues al final todo esto facilita la compra social.

2. Personalización informando cada vez más al consumidor sobre promociones o días especiales, además de una información exhaustiva del producto/servicio ofrecido.

IMG_3025-224x300

3. Personalización mediante el precio. No se trata de perder dinero, sino de ofrecer la mejor relación calidad-precio que el cliente pueda percibir. Ser lo más competitivo posible y demostrarlo. Ejemplo de ello es la imagen que vemos de este comparador de precios colocado en la entrada de un comercio. Es la llamada a la acción, “Call To Action”, para que el cliente sienta que los precios del establecimiento son muy competitivos.

4. Personalización a través de un buen programa de fidelización.

La explosión del uso de móviles y tablets en los comercios puede ayudar a los minoristas, que sepan aprovecharlo. Los consumidores quieren sentirse especiales y por ello ser tratados de forma especial, personalizada. Para cumplir este objetivo las empresas deben enviar mensajes personalizados, puesto que este tipo de fidelización está muy bien aceptada por el 89%. Pueden aumentar la personalización segmentando bien según las preferencias de compras anteriores.